dilluns, 29 de març de 2010

CUARESMA 2010

ESTA ENTRADA ESTÁ  EDITADA POR LOS TRES PARROCOS PERTENECIENTES A LAS PARROQUIAS, MAS HUMILDES DE L'HOSPITALET. ES UNA LECTURA Y UN PENSAMIENTO  LEJOS DEL FANATISMO RELIGIOSO Y MUY DE ACUERDO CON LOS TIEMPOS QUE VIVIMOS.
Las parroquias de:

Mare de Deú de Bellvitge
-Santa Maria del Gornal y San Juan Evangelista.
Bellvitge- L`Hospitalet de llobregat
Han Editado una hoja con el Itinerario Cuaresmal.
(He seleccionado parte del texto que deseo compartir con todos vosotros/as. Nos ayudarán a reflexionar para vivir mejor estos días de Cuaresma)


Itinerario Cuaresmal

CUARESMA
En un principio fue apareciendo como cuarenta días de preparación intensiva para recibir el Bautismo y para ser reincorporados en la comunidad cristiana
aquellos que habían sido excluidos con su comportamiento contrario al Evangelio. Todo ello en la Vigilia Pascual.
En nuestros tiempos la Cuaresma es el tiempo oportuno para refrescar las exigencias asumidas en el Bautismo y dar pasos hacia el Señor y no quedarnos parados... Por eso la Cuaresma es el tiempo principal de catequesis, tanto de los catecúmenos (los que se van a bautizar), como de los ya bautizados. A eso responden ofertas como ejercicios espirituales, charlas cuaresmales, Vía Crucis, devociones diversas, cofradías...
Pero además de esos elementos, hay una serie de prácticas habituales en la vida del cristiano. Vamos a hacer un breve repaso.

ORACIÓN
Las cosas de Dios hay que hacerlas con Dios y con la ayuda de Dios. Por eso, si queremos ser creyentes, hemos de pedir fuerzas a Dios. Hemos de orar, hemos de pedir. El encuentro con Dios no depende sólo de nuestras fuerzas.

PENITENCIA
No se trata de que nos maltratemos. La penitencia principal es la vida ordinaria bien hecha, hecha a conciencia, con plenitud. ¿Quién maltrata más que la vida, o que alguna gente del entorno cotidiano? (¡Con la penitencia que es soportar con la mejor amabilidad ciertas relaciones humanas!). Además, “el cada día”: los viajes, los desplazamientos, la prisa sin llegar a cumplir con lo propuesto, el trabajo, lo imprevisto, los achaques que nos van saliendo... ¡Eso puede ser penitencia si lo vivimos con hondura y con sentido! El corazón dirá si hay que hacer algo más.

AYUNO
Privarse de comida para descubrir lo que sí es esencial. Estamos acostumbrados a mucha golosina, a mucho capricho... Al final salimos un poco “caprichosos”... personas de “lo que me gusta”, de “lo que me apetece”. El ayuno ayuda a eliminar lo que no es esencial, para descubrir el valor de lo esencial. Tenemos tanto, que a veces ya no diferenciamos lo esencial de lo que no es... No nos privamos (no ayunamos) de cosas para “fastidiarnos”, sino para caminar hacia lo esencial de la vida, para descubrirlo. Como nos privamos de comprar algunas cosas porque estamos ahorrando para comprar algo más esencial, y no nos podemos permitir lujos.Eso mismo hay que aplicarlo a la vida del Evangelio, a Dios... ¡Ayuna de comida, de caprichos, de tonterías para descubrir lo que vale la pena en la vida...! Con tanta tontería a lo peor estamos perdiendo el norte de la vida.

ABSTINENCIA
Es una práctica que consiste en privarse de determinados alimentos (tradicionalmente era la carne) para recordarnos que hay que tener control, que hay que saber decir “no” en la vida a cosas que no son evangélicas... Todo es pedagogía para caminar hacia lo importante, lo central. Quizás hoy la carne no es la abstinencia más significativa y hay otras abstinencias más duras: fumar, beber, comprar tales marcas, quitar horas a la TV, al cine, gastar menos en bares o restaurantes... El corazón y la sinceridad nos dirán si podemos seguir renunciando a la carne como símbolo y/o renunciamos a otras cosas que en realidad nos cuestan más y nos afecta, su renuncia, mucho más

LIMOSNA
No ayunamos para tener para mañana o para almacenar. Ayunamos para dar, para compartir, para abrirnos a los demás. Dios, cuando entra en la vida de la gente, toca el bolsillo. Es que cuando hacemos importante a Dios en la vida, nada vale más que Dios. ¡Ni el dinero ni la comida!

Y todo eso debería culminar en la

CELEBRACIÓN PASCUAL.
DEL EVANGELIO DOMINICAL A LA VIDA La vida humana es un largo camino. Un camino de búsqueda y encuentro, de certezas e incertidumbres… un camino de conocimiento personal y del mundo, de relaciones y de soledades… Como bautizados, este camino es también para nosotros un camino de conversión y de salvación, de entrar en lo más profundo de nosotros mismos para volver todo nuestro ser a Dios, creador y Padre misericordioso que nos ama con ternura maternal.

Es un camino y un proceso de transformación en Dios, pues “en Él vivimos, nos movemos y existimos” (Hch17,28). Somos hechura de sus manos, hemos nacido de un impulso de su amor y hacia Él tendemos. Estamos llamados a la plenitud, a la eternidad, y el camino para llegar a ella es el de la identificación progresiva con Dios, ese sello de Dios que llevamos dentro.

Desde hace dos mil diez años “el Hijo de Dios se nos ha hecho camino” -decía Santa Clara- por eso debemos seguir sus huellas para encontrar al Padre. Él ha recorrido junto a nosotros todos los avatares, sin sentidos, alegrías y dolores de nuestra vida mortal. Y lo ha hecho para salvarnos, para hacerse no sólo compañero sino también alimento en nuestro. caminar. En Él encontramos el ejemplo, sí, pero sobretodo las fuerzas y el sentido para seguir caminando aunque el sendero se haga duro y nos fatiguemos.

JOSEFA

1 comentari:

Hada Isol ♥ ha dit...

Aquí estáel coerazón y la fuerte fé de nuestra querida Josefa! la quieor mucho es de mis primeras amigas de blog,que desesperación senti cuando dejó de aparecer en su blog aquella vez que le dió el infarto,la quiero muchissimo!

Publica un comentari a l'entrada